Infojus Noticias

16 de Marzo 2016 - 18:41 hs
Ingresa al Archivo de Infojus Noticias
16-6-2014|15:30|Lesa Humanidad Nacionales
También reclamaron que se les revoque la prisión domiciliaria

Angelelli: la Iglesia pidió juzgar por “odio religioso” a los acusados

Se trata de los ex militares Luciano Benjamín Menéndez y Luis Fernando Estrella. La querella argumentó que al obispo se lo persiguió y "se lo tildó de obispo rojo, comunista, extremista, tercermundista". El pedido fue realizado durante la etapa de los alegatos.

Por: Natalia Biazzini

La querella de la Iglesia Católica de La Rioja pidió que se juzgue por “odio religioso” a los únicos dos imputados del juicio que investiga la muerte de monseñor Enrique Angelelli, en 1976. Se trata de los ex militares Luciano Benjamín Menéndez y Luis Fernando Estrella. Argumentaron que a Angelelli se lo persiguió y "se lo tildó de obispo rojo, comunista, extremista, tercermundista". El pedido fue realizado el viernes ante el Tribunal Oral Penal Federal de La Rioja, durante la etapa de alegatos.  

En diálogo con Infojus Noticias, el abogado Pedro Goyochea del Obispado riojano, explicó que “la opción pastoral ha sido determinante para provocar las situaciones que ahora se están juzgando”. En la audiencia remarcaron que "incluso habían festejado su muerte y brindado por ella el jefe del Regimiento de La Rioja, el ex coronel Osvaldo Héctor Pérez Bataglia, y el entonces director del diario El Sol, Ricardo Furey”.

La Iglesia Católica también pidió que a los imputados les revoquen la prisión domiciliaria. Y adhirió al alegato presentado por las secretarías de Derechos Humanos de La Rioja y de la Nación, que pidieron prisión perpetua y cárcel común para ambos imputados. Durante la audiencia estuvo el obispo de La Rioja, monseñor Marcelo Colombo, que fue facultado por el Papa Francisco a que siguiera el juicio. Su Santidad El Papa Francisco lo llamó el jueves pasado para conocer los detalles del juicio.

Desde la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, el abogado Bernardo Lobo Bugeau destacó el aporte del Obispado riojano. “De las famosas carpetas que les fueron sustraídas el día del asesinato a Angelelli y a Pinto se tiene constancia que sí llegaron a destino”, le dijo a Infojus Noticias. Esas carpetas tenían información de los sacerdotes Carlos Murias y Gabriel Longueville, asesinados el 18 de julio de 1976. También había datos del homicidio del laico Wenceslao Pedernera, ocurrido el 25 de julio de ese mismo año.

“Queremos enfatizar que para nosotros se desarrolló un operativo conjunto ideado desde la cima del poder público, avalado y promovido por Luciano Benjamín Menéndez y puesta toda la logística y la inteligencia militar”, agregó.

La sobrina de Angelelli, María Elena Coseano, se mostró satisfecha por el desarrollo del juicio y espera un veredicto justo. “Todavía estoy shockeada por todo lo que está pasando, pero lo vivo con mucha alegría. Vamos caminando, siento un gran orgullo y no es una lucha mía solamente, sino de un montón de gente que se sumó a esto”, le dijo hoy a Infojus Noticias.

El 4 de agosto de 1976, Angelelli viajaba en una camioneta utilitaria Fiat, junto a su amigo el ex sacerdote Arturo Pinto. Volvían de la capital provincial y a la altura de Punta de los Llanos, un auto blanco los encerró y provocó el vuelco del vehículo. Angelelli murió y Pinto sufrió diversas heridas. En este juicio también se trata el intento de homicidio de Pinto. Su declaración fue fundamental para la reconstrucción de los hechos.

Relacionadas