Infojus Noticias

18 de Marzo 2016 - 5:32 hs
Ingresa al Archivo de Infojus Noticias
15-12-2015|15:08|Juicio oral Nacionales
Etiquetas:
El veredicto se conocerá el próximo 29 de diciembre

Tragedia de Once: últimas palabras de los imputados

El juicio por el accidente ferroviario en el que murieron 52 personas y hubo 789 heridos, llega a su fin. En la anteúltima audiencia hicieron uso de las últimas palabras cuatro de los 28 acusados, entre ellos el motorman Marcos Córdoba y el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime.

  • Charo Larisgoitia
Por: Infojus Noticias

Después de 21 meses de debate oral y público, el próximo 29 de diciembre el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 2 dará a conocer el veredicto en el juicio por la tragedia ferroviaria de Once. Por el choque, que en febrero de 2012 causó la muerte de 52 personas y causó heridas a 789, hay 28 imputados, entre ellos el motorman de la formación, Marcos Córdoba, y los ex secretarios de Transporte, Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi. “Hice todo lo posible por frenar el tren. Yo no tengo la culpa de que no haya frenado”, dijo Córdoba dirigiéndose a los familiares de las víctimas que estaban en la sala. Sólo él llegó al juicio acusado de “descarrilamiento culposo”; el resto de los imputados además de esa calificación, están acusados por defraudación contra la administración pública.

“Veo la lucha día a día. Sé que no es igual. La vida de todos los que están detrás de ese vidrio no es igual”, dijo Córdoba visiblemente conmocionado. “Entiendo porque mi vida cambió también a partir de esa fecha”, dijo y no pudo seguir hablando. Le acercaron un vaso agua para que tomara y tras varios minutos continuó. “No puedo sacar de mi mente los recuerdos, los sonidos, los gritos, las imágenes. Es algo muy feo. Tres años que vengo padeciendo esto, pero para mí es como si lo hubiese vivido ayer”, agregó. Para finalizar Córdoba dijo que se solidarizaba con los familiares de las víctimas.

Tras llamar a varios imputados que declinaron de expresar sus últimas palabras, llegó el turno de Jaime. Su descargo fue el más extenso de la jornada que se realizó hoy en la sala AMIA de los tribunales federales de Comodoro Py.

En sus “primeras palabras luego de prácticamente más de 20 meses de que se iniciara este juicio”, como dijo él mismo, Jaime agradeció al tribunal y “principalmente a las familiares de las víctimas, la querellas, la fiscalía y a todos los que participaron”. Después, el ex funcionario, que estuvo ausente en gran parte del debate, pareció hacer uso de la táctica de que no hay mejor defensa que un buen ataque. Señaló que cuando el juez Claudio Bonadío, que instruyó la causa, lo citó “hacia prácticamente tres años que me había alejado de la función pública”. Y agregó que por eso “fue una sorpresa muy grande” cuando quedó imputado. “Aclaré que nada tenía que ver con el hecho que se produjo en 2012”, dijo.

Después se dedicó a hablar de lo que se hizo en los seis años que estuvo en la Secretaría de Transporte. “Y del estado en el que estaba todo en 2003”, cuando fue designado en el cargo. También aseguró que no podía decir lo que pasó después de su alejamiento e insistió: “No entiendo de que se me está acusando”. Y luego completó: “no puedo dejar pasar que se me acuse de cosas que no estaban dentro de mis facultades. No era facultad de un secretario de Transporte cortar el contrato de concesión”.

Jaime también aseguró que “desde el primer día –que asumió- la prioridad era la seguridad”. Y agregó “nunca tuve que sufrir lo que pasó a partir del año 2011”.

El ex funcionario hizo referencia al encuentro que al comienzo del debate tuvo “con uno de los familiares de un joven –Lucas Menghini Rey- que había viajado no un coche –remarcó- sino en una cabina”. Y agregó “una víctima más de alguien que no sabemos porque motivo no frenó y produjo un hecho tan trágico como la muerte de 52 personas. Solo él y su conciencia” sabrán que pasó dijo cargando la culpa contra Córdoba.

“Han sido tan contundentes todos los peritajes que nos cuesta entender por qué el señor fiscal llegó a las conclusiones que llegó”, completó en referencia a Fernando Arrigo. Sobre el final aseguró “quiero dejar absolutamente en claro que no tuve absolutamente ninguna responsabilidad en el hecho trágico del 22 de febrero de 2012”.  “No estoy dispuesto a llevar en mi conciencia algo que no tuve absolutamente nada que ver, que es la tragedia y la pérdida de 52 personas".

El descargo de otros imputados

Luego hablaron Carlos Alberto Lluch, abogado de Trenes de Buenos Aires (TBA), quien se solidarizó con familiares y habló del sufrimiento de su propia familia. Tras él llegó el turno de Luis Alberto Ninoná, ex jefe de Material Rodante de las líneas Sarmiento y Mitre. “No estaba el mantenimiento de los trenes entre mis funciones. Se quiso tergiversar en los alegatos a lo que yo me dedicaba”, afirmó. Ninoná agradeció a los familiares de las víctimas, por el respeto. “A pesar de su dolor siempre me han saludado, han respondido a mis saludos”, dijo y se quebró. “Considero que estoy injustamente sentado acá”, dijo y aseguró que “quedó demostrado que soy una persona íntegra y honesta”. Después llegó el turno de Pedro Ochoa Romero, ex titular de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), quien también hizo su descargo.

La audiencia continuará el próximo 29 de diciembre a las 9 de la mañana. Primero terminarán de expresar sus últimas palabras los últimos imputados y tras un cuarto intermedio se conocerá la sentencia. 

Relacionadas