Infojus Noticias

15 de Marzo 2016 - 9:54 hs
Ingresa al Archivo de Infojus Noticias
29-9-2015|7:45|Lesa humanidad Buenos AiresProvinciales
“La normativa pretende impulsar la memoria colectiva”

Entregaron legajos reparados en la Universidad de La Plata

Los destinatarios fueron sobrevivientes y familiares de víctimas del terrorismo de Estado quienes en sus carpetas como docentes, alumnos o no docentes no figuraban como correspondía. En cada caso se puso el motivo real por el cual interrumpieron su presencia en la casa de altos estudios.

  • María Claudia Falcone, víctima de la Noche de los Lápices.
Por: Infojus Noticias

La Universidad Nacional de La Plata (UNLP) entregó ayer los legajos a los sobrevivientes y familiares de estudiantes víctimas del terrorismo de Estado secuestrados durante el mes de setiembre de 1976.  Se trata de la primera etapa de reparación y entrega de legajos dispuesta por una Resolución firmada recientemente por el titular de la Casa de Estudios, Raúl Perdomo. La medida dispone “la inscripción de la condición de detenido-desaparecido o asesinado, en los legajos de los docentes, no docentes, graduados y estudiantes de esta Universidad y deja constancia en los legajos de los reales motivos que determinaron la interrupción del desempeño laboral o estudiantil de todos aquellos que fueron víctimas de la última dictadura cívico-militar”.

Ana Barletta, Secretaria Académica de la Universidad, explicó que “más que un acto formal de reparación, la normativa pretende impulsar la memoria colectiva y poder reconstruir de la forma más fiel la brutal represión que sufrieron durante la última dictadura cívico-militar".  Entre los legajos reparados y entregados estuvieron los de tres estudiantes desaparecidos durante el hecho conocido como “La Noche de los Lápices”: María Claudia Falcone, Claudio de Acha y Francisco Bartolomé Lopez Muntaner y de ocho sobrevivientes.

Según un estudio realizado a los legajos por la dirección de derechos Humanos de la UNLP, “surgió que lo documentado no se correspondía con la verdad histórica de lo sucedido”. De acuerdo a la investigación llevada adelante por la Dirección General de Derechos Humanos y el Archivo Histórico de la UNLP, existían cientos de legajos con datos apócrifos que sirvieron para intentar ocultar la verdadera historia de las víctimas del terrorismo de Estado.  Muchos desaparecidos y asesinados de la UNLP figuran oficialmente como fallecidos, o cesados en el cargo, o incluso en condición de “abandono de tareas”.

TELAM/JC

Relacionadas