Infojus Noticias

14 de Marzo 2016 - 20:29 hs
Ingresa al Archivo de Infojus Noticias
1-6-2015|14:13|Derechos Humanos Buenos AiresProvinciales
Un libro reconstruye información de 1200 desaparecidos

“Solo digo compañeros”, el mapa de los desaparecidos de La Plata

Con archivos periodísticos y judiciales, entrevistas a testigos y declaraciones surgidas en los actuales juicios de lesa humanidad, el director de teatro Horacio Rafart logró detallar la vida, militancia y lugares de secuestro o muerte de 1200 desaparecidos de las ciudades de La Plata, Berisso y Ensenada. El libro se presenta hoy en la feria del libro platense.

  • Casa de la Memoria (La Plata)
Por: Nicolás Masciotto y Guillermo Ale

Temperley, verano de 1977. Luis Alvarenga estaba acorralado. Tenía un revólver en la mano. Fuera de su casa había unas decenas de policías y militares. Con Luis se estaban Vicenta Orrego y María Florencia Ruival. El tiroteo, desproporcionado, terminó con la vida de los tres militantes. Este el final de Luis y el comienzo del libro “Solo digo compañeros”. “Yo tenía quince años y mi madre me cuenta que mi tío fue acribillado en una casa clandestina, y desde ese entonces tengo una obsesión por los muertos y por los asesinos”, dice Horacio Rafart autor del libro editado por “Nuestra América” que se presentará hoy en la Feria del Libro de La Plata, a las 19 horas, en Sala Polivalente del Pasaje Dardo Rocha.

Golpeando puertas, revisando causas judiciales, ficheros, archivos periodísticos, presenciando juicios, Rafart construyó este libro que reúne los datos de 1200 desparecidos de las ciudades de La Plata, Berisso y Ensenada. En forma minuciosa, “Solo digo compañeros” detalla fecha de nacimiento de cada desaparecido, datos de los padres, lugares donde se educaron, organización en la que militaba, si fue visto en algún centro clandestino de detención, causa de la muerte y si sus restos fueron hallados. “Fui armando el libro pieza por pieza, como se armaban los monumentos de la Edad Media, una piedra encima de otra”, dice Rafart, quien además dirige el grupo de teatro La Cuarta Pared.



-¿Por qué un libro con el detalle de 1200 desaparecidos?
-En mi ciudad, La Plata, no había un informe específico sobre todos los muertos y secuestrados de la última dictadura. Había juntado tanta información, fotos, documentos, archivos, y datos que quería darle algún sentido y no guardarlas en un cajón para siempre. Entonces, al tener ese material y ver que detrás de cada foto había una vida, una historia, pensé que podía darle un sentido al incluir toda esa información en un solo libro.

-¿Cuál fue el mayor inconveniente que tuviste en la recolección de datos?
-Me costó bastante empezar a certificar información que iba recolectando. Este es un trabajo que tiene mucho de experiencia. Había datos que no eran fáciles de conseguir y tenés que salir a la calle, hablar, preguntar, juntar testimonios. Empecé a hablar con vecinos, familiares, abogados, jueces. Y a veces de manera casual y azarosa me encontré con mucho material impensado.



-¿El libro se puede leer como una reconstrucción de los años de la dictadura en La Plata?
-Los hechos y las fechas que aparecen en el libro sirven para ponerle un poco de orden a esa época oscura que hemos vivido en nuestra ciudad. Es un material que quizás sirve como un mapa geográfico para conocer que nuestras esquinas, veredas o parques tienen una historia. En el libro recojo los datos de más de mil muertos en nuestra ciudad y detallo el lugar donde han sido secuestrados o asesinados. Esta territorialidad sirve como reconstrucción histórica.

-¿Que fue lo que más te sorprendió de estas historias?
-El enorme valor que afrontaron estos jóvenes, un valor que no tenía concesiones. Es conmovedor pensar en esos chicos y jóvenes de esos años que se pasaban la vida construyendo inmensos cambios sociales en el anonimato. Cambios que quizás no iban a poder ver terminados en el poco tiempo que les toco vivir. El libro es una compensación satisfactoria construida sobre el dolor y la tristeza de otros.
  

Relacionadas