Infojus Noticias

16 de Marzo 2016 - 6:08 hs
Ingresa al Archivo de Infojus Noticias
11-6-2014|15:10|Bahía Blanca Buenos AiresProvinciales
La fiscalía pidió en dos oportunidades que sea citado a indagatoria

Declaró el arzobispo: "Estoy tranquilo, hice todo lo que tenía que hacer"

El juez federal ad hoc Alvaro Coleffi le tomó hoy indagatoria a Guillermo Garlatti. El religios está sospechado de encubrir la fuga del ex capellán Aldo Vara, que falleció en Paraguay antes de ser extraditado y que estaba acusado de delitos de lesa humanidad.

  • Télam.
Por: Infojus Noticias

El arzobispo de Bahía Blanca, monseñor Guillermo Garlatti, declaró hoy por más de tres horas ante la justicia federal, en el marco de una causa por la cual se encuentra sospechado de encubrir al ex capellán del Ejército Aldo Vara, quien falleció en Paraguay y era investigado por delitos de lesa humanidad. La defensa de Garlatti no sólo negó el vínculo entre ambos, sino que agregó un dato que desconcertó al auditorio: que, por un episodio del pasado donde habrían discutido, Garlatti y Vara estaban enemistados.

La audiencia contó también con la presencia de la fiscal María Cristina Manghera, quien subroga a sus pares Alejandro Cantaro y Antonio Castaño. Tras brindar su testimonio, Garlatti señaló: "Estoy muy tranquilo e hice todo lo que tenía que hacer. Dije todo lo que tenía que decir" y expresó que "si fuera necesario" ampliaría su declaración ante la Justicia.

Fuentes judiciales confiaron a Infojus Noticias que Garlatti desconoció los documentos que le exhibió el juez federal ad hoc Alvaro Coleffi y que estaba en las antípodas del pensamiento de la doctrina eclesiástica de Vara, por lo que nunca podría haberlo ayudado. Sólo dio detalles de los movimientos financieros del Arzobispado, en referencia a jubilaciones y a subsidios, pero se despegó de la asistencia a Vara.

Garlatti se presentó junto con su abogado Héctor Bertoncello en una causa en la que, junto con el empresario inmobiliario Leopoldo Bochile -que fue apoderado de Vara- están sospechados de haberle dado asistencia cuando se encontraba prófugo de la Justicia. Aldo Vara murió en una parroquia de Asunción mientras cumplía arresto domiciliario. Fuentes judiciales informaron que falleció por un paro cardiorrespiratorio. El sacerdote esperaba ser extraditado a la Argentina.

Entre 1971 y 1979, Vara se desempeñó como capellán auxiliar en el Comando V del Ejército en Bahía Blanca. Tenía pedido de captura desde agosto de 2013 por los delitos de privación ilegal de la libertad agravada por amenazas y violencia; homicidio agravado por alevosía en concurso de tres personas por lo menos y homicidio y desaparición forzada e imposición de tormentos. Lo que está investigando la justicia bahiense es quiénes fueron sus soportes financieros y eclesiásticos en el exterior, cuando Vara estuvo prófugo ocho meses.  

Respecto a la indagatoria de hoy, fuentes judiciales señalaron que "al arzobispo Garlatti se le mostraron diversas pruebas, entre ellas las autorizaciones para el cobro de subsidios que fueron secuestradas durante un allanamiento efectuado en la curia local".

Bertoncello dijo que en la declaración "se hizo hincapié sobre algunas notas y las formas en que un sacerdote se va de una Diócesis, temas de Derecho Canónico como por ejemplo a quién se pide autorización para irse". Y agregó: "Nosotros ofrecimos también pruebas y con respecto al tema del dinero es un fondo fiduciario que se maneja desde Buenos Aires". Según el defensor, el arzobispo "desconocía el destino de Vara e inclusive hay pruebas que aportó el Juzgado que él primero estaba en la casa de su madre en La Plata. Vara se fue de Bahía Blanca en el 2001 y su apoderado era Bochile".

Bertoncello comentó también que, durante su extenso testimonio, Garlatti le dijo al juez sobre "el gravísimo conflicto que tuvo con Vara en Mendoza en el verbo encarnado, inclusive que lo llevó a ir varias veces a Roma". Y especificó: "Porque el Verbo Encarnado responde a una ideología de ultraderecha. Eso está probado y acompañamos notas donde Vara atacó gravemente a Garlatti".

Luego de Garlatti declaró el empresario Bochile, que se presentó junto con su abogado Rubén Ditskin. La Justicia investiga si Vara percibió una jubilación que pagaba el arzobispado local a Bochile. Según la pesquisa se cobraban unos 2.400 pesos a través de un subsidio por edad para mayores de 68 años. La plata, según los investigadores, habría salido de la Conferencia Episcopal Argentina a través del Fondo de Solidaridad (Fides).

En esta línea, fuentes judiciales expresaron que "se trata de un sistema de seguridad previsional en el cual se encuentran los sacerdotes seculares de nuestro país". Para los investigadores, Bochile fue designado por Vara para poder cobrar el denominado subsidio Fides desde el año 2001.

El ex capellán del V Cuerpo del Ejército fue hallado por Interpol en Ciudad del Este, Paraguay, el 28 de abril último y murió la semana pasada en momentos en que se llevaba a cabo el proceso de extradición.

Relacionadas